enfermeria.

jueves, 6 de abril de 2017

Farmacológia Geriátrica: Administración de medicamentos



Tomamos medicamentos para diagnosticar, tratar o prevenir la enfermedad. Vienen en una gran cantidad de diferentes formas y los llevamos de muchas maneras diferentes. Usted puede tomar un medicamento usted mismo, o un proveedor de atención médica puede darle a usted.


Hay múltiples factores que hacen que la respuesta farmacológica en el anciano sea diferente respecto a la observada en personas de menor edad. Estos factores son, en ocasiones, producto del propio envejecimiento, mientras que en otros casos se asocian con éste. Hay una tendencia a no considerar esta diferente respuesta y extrapolar la utilización de los fármacos y las dosis en los adultos a los pacientes de edad avanzada; como consecuencia, puede producirse un aumento de las RAM, así como del número de interacciones entre fármacos.

En resumen, puede decirse que los cambios de la respuesta farmacológica con la edad son de dos tipos: cambios que afectan a la farmacocinética y cambios que afectan a la farmacodinamia.

Los medicamentos pueden ser peligrosos, sin embargo, incluso cuando están destinados a mejorar nuestra salud. Tomarlos correctamente y entender la manera correcta para administrarlos pueden reducir los riesgos. Siga leyendo para aprender la importancia de la utilización de medicamentos según las indicaciones.

Administración de Medicamentos:

Es el procedimiento mediante el cual un fármaco es proporcionado por el personal profesional o técnico de enfermería al paciente por distintas vías de administración, según indicación médica
escrita y que debe ser debidamente informado y registrado.

La administración segura de medicamentos:

Procedimiento que aplica medidas de prevención de errores en todo el proceso de medicación.

La ruta usada para dar un medicamento depende de cuatro factores principales:
  • La parte del cuerpo que está siendo tratado
  • La fórmula de la droga
  • La fármaco-cinética y fármaco-dinámica.
Por ejemplo, algunos fármacos son destruidos por el ácido del estómago si se toman por vía oral. Por lo tanto, puede que tengan que ser administrados por inyección en su lugar.

Formas farmaceuticas:
l
Es la disposición individualizada a que se adaptan los fármacos (principios activos) y excipientes (materia farmacológicamente inactiva) para constituir un medicamento. O dicho de otra forma, la disposición externa que se da a las sustancias medicamentosas para facilitar su administración.
El primer objetivo de las formas galénicas es normalizar la dosis de un medicamento, por ello también se las conoce como unidades posológicas. Al principio se elaboraron para poder establecer unidades que tuvieran una dosis fija de un fármaco con el que se pudiera tratar una determinada patología. La importancia de la forma farmacéutica reside en que determina la eficacia del medicamento, ya sea liberando el principio activo de manera lenta, o en su lugar de mayor eficiencia en el tejido blanco, evitar daños al paciente por interacción química, solubilizar sustancias insolubles, mejorar sabores, mejorar aspecto, etc.

Además, las formas farmacéuticas contienen colorantes, saborizantes y sustancias odorífi cas, utilizadas para mejorar las propiedades organolépticas del fármaco o principio activo. En algunas ocasiones también se les añade conservantes para mejorar su conservación frente a agentes biológicos y antioxidantes, frente al oxígeno.
Las formas farmacéuticas permiten una cómoda y adecuada manipulación de los medicamentos y facilitan su administración por las diferentes vías. Por tanto, es imprescindible que el personal auxiliar de enfermería conozca las diferentes formas medicamentosas según las vías de administración.
 A continuación las iremos describiendo para que podáis conocerlas algo mejor.

Formas farmacéuticas solidas: se incluyen los polvos (que pueden estar encapsulados), papeles, oleosacaruros, granulados y cápsulas. Estas últimas pueden ser duras, elásticas o perlas. También se incluyen en esta categoría los sellos, tabletas o comprimidos, píldoras, extractos, y por último, los supositorios.
  • Polvos: Compuesto por una o varias sustancias pulverizadas y mezcladas que pueden aplicarse, tanto por vía interna como externa.
  • Papelillos: Hojas dobladas que encierran una dosis de polvo.
  • Sobres: Envoltorios de papel impermeabilizado que contienen una dosis de un medicamento, en polvo o granulado.
  • Granulados: Mezcla de polvos, con o sin azúcar, repartida en pequeños granos, que se consiguen añadiendo jarabe u otro líquido a la mezcla y haciéndola pasar a través de un tamiz, secando luego en estufa o al aire libre el granulado obtenido.
  • Cápsulas: Envase de gelatina que se llena de sustancias sólidas o líquidas y se administran por ingestión. Tres tipos: Duras, Elásticas y Perlas.
  • Sellos: Envolturas preparadas con pasta de harina y que contienen las sustancias activas en polvo, también llamadas obleas.
  • Comprimidos (tabletas): Obtenidas por compresión, constituida por polvos medicamentosos y excipientes adecuados. Pueden recubrirse de una capa de azúcar u otro tipo de cubierta, denominándose grageas (a veces recubiertas de una capa entérica)
  • Pastillas: Constituidas por fármacos unidos a un excipiente que consta de azúcar y una sustancia gomosa, destinas a disolverse lentamente en la boca.
  • Píldoras: De forma esférica y constituida por una masa plástica formada por uno o varios fármacos unidos con un excipiente adecuado. Si son de tamaño muy pequeño se denominan gránulos.
  • Supositorios: De forma cónica o de bala, que funden a la temperatura del organismo y destinados a ser administrados por vía rectal.
  • Óvulos o candelillas: Parecidos a los supositorios pero más anchos, destinados a ser administrados por vía vaginal y que contienen medicamentos de acción local. 
Formas farmacéuticas liquidas: soluciones, aguas aromáticas, inyecciones, jarabes, pociones, mucílagos, emulsiones, suspensiones, colirios, lociones, tinturas y extractos fluidos. También podemos incluir los elixires, vinos medicinales, linimentos, y el colodión.
  • Soluciones: Líquidos claros que contienen los medicamentos disueltos, para emplearse en forma de gotas o ampollas bebibles. Aplicados sobre la piel se llaman lociones, si es por vía rectal, enemas; si administran por nebulización, inhalaciones; si se aplican en los ojos, colirios, etc.
  • Suspensiones: Contienen una cantidad grande de sustancia sólida, que no está disuelta, sino suspendida, en forma de pequeñas partículas. Utilizada en pediatría y geriatría.
  • Emulsiones: Mezclas de pequeñas gotitas de un líquido en otro líquido, en el cual el primero es insoluble. Pueden ser de dos tipos: de aceite en agua o de agua en aceite.
  • Jarabes: Constituidos por una solución acuosa concentrada de azúcar a la que se incorporan los fármacos convenientes.
  • Elixires: Soluciones en las que el disolvente es una mezcla de agua y alcohol, empleados para higiene bucal.
  • Lociones: Preparados líquidos para aplicación externa sin fricción y de vehículo generalmente acuoso.
  • Linimentos: Preparados líquidos constituidos por una solución o emulsión de sustancias activas en un vehículo y destinados, para aplicación externa con fricción, con el fin de facilitar su aplicación,
  • Inyecciones o inyectables: Soluciones o suspensiones de sustancias, en un vehículo acuosos u oleoso, estéril y empleado para su administración parenteral. 

Formas farmacéuticas semisólidas: compuestas por las pomadas, las pastas y las cremas, así como las jaleas y los emplastos.
  • Pomadas: Preparados para uso externo, de consistencia blanda untuosos y destinados a ser extendidos por fricción suave sobre una superficie del cuerpo.
  • Pastas: Pomadas de consistencia más sólida, debido a que tienen mayor cantidad de polvos incorporados a la base o excipiente, por lo que maceran menos la piel que las pomadas.
  • Cremas: Pomadas en forma de emulsión y de consistencia más fluida que las pastas o las pomadas.
  • Emplastos: Forma sólida que se adhiere a la piel, se emplea extendida sobre una tela (parches porosos)
Formas farmacéuticas gasesosas:  Aparte del oxígeno y el óxido nitroso existen otras formas farmacéuticas gaseosas, tales como los aerosoles, dispersiones finas de un líquido o sólido en un gas en forma de niebla.

Recordad que un medicamento genérico tiene el mismo principio activo, la misma dosis, la misma forma farmacéutica y las mismas características cinéticas, dinámicas y técnicas que un medicamento que no está protegido por patente alguna y que es utilizado como referencia legal técnica.

Vías de administración de medicamentos
Las vías de administración pueden indicarse explícitamente por parte del médico que prescribe.

También se aceptarán abreviaturas universales correspondiente a la vía de administración indicada


Ruta


Explicación

Bucal
Se administra en el interior de la boca hacia la parte interior de la mejilla
Enteral
Administrado directamente en el estómago o en el intestino (con un G-tubo o tubo en J)
Inhalable
Inhala a través de un tubo o máscara
Infusión
Se inyecta en una vena con una línea IV y lentamente goteaba en el transcurso del tiempo
Intramuscular
Se inyecta en el músculo con una jeringa
Subcutáneo
Inyectada debajo de la piel
Intratecal
Se inyecta en la columna vertebral
Intravenoso
Se inyecta en una vena o en una vía IV
Intraartucular
Es la inyección del medicamento en la articulación
Peridural

Nasal
Administrada en la nariz por aerosol o bomba de
Oftálmico
Se instila en el ojo en forma de gotas, gel o ungüento
Oral
De ingestión por vía oral como un comprimido, cápsula, pastilla, o líquido
Ótico
Se administra por gotas en el oído
Rectal
Insertado en el recto
Vaginal
El medicamento se introduce en la vagina y la absorción se lleva a cabo a través de la membrana lipoidea. Normalmente se buscan efectos locales.
Sublingual
Administrado bajo la lengua
Tópico
Se aplica a la piel
Transdérmica
Se  da por medio de un parche colocado sobre la piel

La administración correcta de los medicamentos:
En la práctica, se aplican cinco principios para asegurar una administración adecuada y correcta de la medicación (se aplican a cualquier paciente y en cualquier situación). Estos cinco principios también se conocen como “los cinco correctos en la administración de medicación”, y podemos decir que es la “regla de oro” en la pauta a seguir a la hora de la administración. Estos cinco principios son.
  1. Paciente correcto
  2. Medicamento adecuado
  3. Dosis correcta
  4. Vía correcta
  5. En el momento oportuno
(*) Otros correctos sugeridos:

6. Documentación Derecho
administración de documentos después de dar la medicación ordenada.
Trazar el tiempo, la ruta, y cualquier otra información específica según sea necesario. Por ejemplo, el sitio de la inyección o cualquier valor de laboratorio o de signos vitales que necesita para comprobar antes de administrar el medicamento.

7. La recta razón
Confirmar la justificación de la medicación ordenada. ¿Cuál es la historia del paciente? ¿Por qué él / ella toma este medicamento?
Vuelve a las razones para el uso de medicación a largo plazo.

8. respuesta a la derecha
Asegúrese de que el fármaco provocó el efecto deseado. Si se da un antihipertensivo, ha mejorado su / su presión arterial? ¿Tiene el paciente verbalice mejoría de la depresión, mientras que en un antidepresivo?
Asegúrese de documentar el seguimiento del paciente y cualquier otra intervención de enfermería que son aplicables.


PACIENTE CORRECTO.
Uno de los pasos más importantes en la administración de fármacos con seguridad, es verifi car que el fármaco se está administrando al paciente adecuado. Ya que suele resultar difícil recordar el nombre y apellidos de los pacientes, hay que pedir al paciente que se identifique.
Al preguntar el nombre al paciente, no debemos asumir la respuesta del paciente si no es con apellidos. Para evitar que se sienta incómodo, se le debe indicar que la pregunta es simplemente parte de la rutina. Los pacientes con tratamiento domiciliario, deben estar advertidos de no dar nunca uno de sus fármacos a familiares o amigos.

FÁRMACO CORRECTO.
Para asegurar la administración del fármaco adecuado, debe prestarse atención tanto a las prescripciones médicas como a las etiquetas de los medicamentos, cuando se preparan prescripciones para su administración. La comparación del envase con la hoja de medicación debe hacerse tres veces:
• Antes de sacar el envase del cajón o estante.
• Al extraer la cantidad de fármaco necesaria.
• Antes de devolverlo a su lugar.

Si se trata de fármacos unidosis o los previamente empaquetados, se debe comprobar la etiqueta con la tarjeta u hoja de medicación una cuarta vez, incluso aunque no exista envase permanente. La medicación de una sola dosis, puede ser comprobada antes de abrirse en la cabecera del paciente.

Tanto el personal de enfermería como auxiliar, sólo debe administrar los fármacos que prepara. Si se produce un error, la persona encargada es la responsable de sus efectos.
Si en algún momento un paciente cuestiona el fármaco que se le va a administrar, es importante no ignorar estas preocupaciones, pues un paciente atento sabrá si un fármaco es diferente de los recibidos anteriormente. En la mayoría de los casos, la razón suele ser un cambio en la prescripción; sin embargo, las preguntas de un paciente podrían revelar un error. Si se presenta el caso, no debe administrarse el fármaco hasta comprobarlo en la hoja de medicación.

En pacientes que se administran fármacos ellos mismos, deben guardarlos en sus envases originales y etiquetados, separados de otros fármacos. El personal de enfermería nunca debe preparar medicamentos que procedan de envases sin etiquetas o con etiquetas ilegibles.

DOSIS CORRECTA.
Antes de la administración, debemos asegurarnos si la dosis preparada es la apropiada para la edad, peso y talla del paciente. Generalmente, el sistema de dosis única permite reducir el número de errores. La posibilidad de error aumenta cuando debe prepararse un fármaco en un volumen o con una potencia mayor de la necesaria. Al realizar los cálculos y conversiones farmacológicas, es aconsejable que otra enfermera verifi que las dosis calculadas. El proceso para la medición de los fármacos debe ser sistemático, con el fi n de disminuir la posibilidad de error.

Después de calcular la dosis, se prepara el medicamento utilizando los sistemas de medida estándar como jeringas, vasos graduados y cuentagotas con escala que pueden usarse para medir la medicación con exactitud.

Cuando es necesario romper un comprimido marcado, la partición debe ser equitativa. Un comprimido se puede romper fácilmente con una aguja, la punta de unas tijeras o el fi lo de un cuchillo. Las mitades obtenidas se administrarán de forma sucesiva todas, si se envuelven y etiquetan de nuevo.

A menudo es necesario administrar un comprimido triturándolo de tal forma que pueda mezclarse con la comida. El instrumento para la trituración debe limpiarse siempre antes de triturar un nuevo comprimido, ya que los restos de fármacos triturados previamente pueden aumentar la concentración de un fármaco o tener como resultado que el paciente reciba una porción de fármaco no prescrito. Es aconsejable mezclar el comprimido triturado en poca cantidad de líquido o comida, por si el paciente rechaza una parte de ellos.

HORA CORRECTA.
En el momento de administrar medicación, a menudo puede surgir un conflicto entre las propiedades farmacocinéticas y farmacodinámicas de los medicamentos prescritos y el estilo de vida de los pacientes. Debemos conocer por qué un fármaco se prescribe para ciertos momentos del día y si el programa horario puede alterarse. Por ejemplo, se prescriben dos fármacos, uno cada 6 horas y el otro 4 veces al día. Ambos son para darse 4 veces en un periodo de 24 horas. La diferencia radica en que el primero se administra cada 6 horas para mantener el nivel plasmático del fármaco, mientras que el segundo se da durante las horas de vigilia.
Además, los medicamentos deben administrarse desde media hora antes hasta media hora después de lo prescrito. De tal forma, si un fármaco debe darse a las 8 a.m.
todos los días, se puede suministrar en cualquier momento entre las 7:30 y las 8:30 a.m., con excepción de los fármacos de dosis única, los cuales deben darse dentro de una hora y media del tiempo prescrito. De todas formas, es aconsejable consultar la política propia del hospital o el servicio en que se desarrolla la actividad.

Algunos fármacos precisan del juicio clínico del profesional de enfermería para determinar el momento adecuado de administración. Una medicación para inducir el sueño, según sea necesario, se administrará cuando el paciente esté preparado para acostarse o en otro momento anterior para lograr el máximo benefi cio. También puede enjuiciar cuándo administrar analgésicos o antitérmicos.

VÍA CORRECTA
En la hoja de medicación debe quedar correctamente expresada la vía de administración del fármaco. Si ésta no ha sido especifi cada, debe consultarse con el médico y no decidir individualmente. De igual forma, si la vía que aparece especifi cada no es la que ha sido recomendada, también ha de consultarse.

En la administración de inyectables es necesario tomar precauciones para ser administrados correctamente. Es muy importante preparar las inyecciones sólo a partir de las soluciones indicadas para uso parenteral, en caso contrario se pueden provocar complicaciones locales, como un abceso o efectos sistémicos importantes.

Registro correcto de medicamento administrado: el registro del medicamento debe incluir el
nombre del fármaco, fecha y hora de administración; la dosis y vía de administración. Debe ser tarjado
con lápiz rojo el horario indicado posterior a la administración e identificar con iniciales del nombre y
dos apellidos del responsable de la administración en documento definido para este fin en distintos
servicios. (Hospitalización en Hoja de Indicaciones y Enfermería). En Unidad de Emergencia se
ingresa en DAU digital en la pantalla de Procedimientos de Enfermería.
- En el caso de los medicamentos previamente indicados que el paciente trae desde su casa al
momento de hospitalizarse, éstos serán resguardados en la clínica de la unidad habiendo realizado
los siguientes chequeos:
- Indicación vigente y actualizada por el médico a cargo del paciente en ficha Clínica.
- La enfermera, matrona o Técnico Paramédico chequeará el estado de los
medicamentos (fecha de vencimiento, integridad, entre otros).
- La “no administración de un medicamento” deberá ser registrado en la hoja de enfermería o DAU
correspondiente, especificando las causas.
- Los medicamentos se dejarán en el Carro de Administración de medicamentos claramente

identificados.


Para aplicar estos cinco principios de la administración correcta de medicamentos, los hospitales han desarrollado varios procedimientos, instrumentos e instrucciones:

4.2. Para prevenir los errores de medicación se deberán considerar las siguientes etapas:
a) Prescripción médica
b) Transcripción de la orden medica
c) Solicitud de medicamentos a farmacia
d) Dispensación
e) Recepción y almacenaje de los fármacos en los servicios clínicos y Unidades.
f) Administración de medicamentos.
g) Vigilancia de Reacción adversa a medicamento (RAM).
h) Definición de errores de medicación y sistema de notificación.
a) Prescripción médica:
Responsables de aplicación: Médicos y odontólogos.
Consiste en indicación de tratamiento farmacológico, los responsables de aplicación deben registrar por
escrito en la ficha clínica o DAU (Dato de Atención de Urgencia), extendiendo la receta correspondiente.
Debe escribir la prescripción en la receta cumpliendo los siguientes requisitos:
- Registros completo y con letra legible con las dosis y horarios claros.
- La prescripción no se debe realizar con abreviaciones, códigos, siglas u otros similares.
- No generar correcciones difíciles de leer.
Sólo se aceptará la abreviatura correspondiente a la vía de administración como se señala a
continuación:
- V.O: para vía oral.
- I.M: para intramuscular.
- E.V: para endovenoso.
- S.L: para sublingual.
- S.C: para subcutáneo.
El resto de las vías de administración deberán indicarse claramente sin utilizar abreviaturas.
Se debe utilizar el Sistema Internacional de Unidades para expresar la dosis de fármacos, no abreviar la
palabra Unidades o Miligramos para evitar confusiones.
En los servicios en que tiene alcance esta norma, las prescripciones verbales serán realizadas por el
profesional a cargo del paciente y aceptadas solo en los casos de emergencia vital, una vez superada la
emergencia deberá quedar el registro correspondiente por el profesional médico que indicó en la ficha
clínica o DAU según corresponda.
b) Transcripción de las indicaciones médicas:
La transcripción de la indicación médica será realizada por un profesional enfermera/o, matrona o un
técnico de enfermería a quien se le asigne esta tarea, bajo la supervisión del profesional.
La transcripción será en la Hoja de Indicaciones y/o de Enfermería u otros sistemas de registros (tarjetas
o cuadernos de tratamiento), que deberá ser copia fiel de las indicaciones médicas, debe ser
confeccionada con letra clara y legible, el profesional o técnico debe verificar indicación con médico si se

presenta alguna duda.

Cada registro de enfermería debe contener :
- Nombre y apellidos del usuario.
- Número de cama del usuario.
- Nombre del medicamento.
- Dosis a administrar.
- Vía de administración.
- Dilución a administrar si es necesario.
- Tiempo de administración cuando corresponda.
- Horario y fecha de administración.
En la Unidad de Emergencia no hay transcripción ya que las indicaciones médicas se prescriben
directamente en el DAU y desde allí se cumple con la indicación de administración del medicamento.
c) Solicitud de medicamentos a farmacia:
La Enfermera, Matrona o técnico paramédico envía Receta a Farmacia para ser dispensada en
condiciones de seguridad, es decir, verificando previamente que se encuentre con los datos completos,
legible, y asegure que corresponde la indicación al paciente de acuerdo a lo registrado por el médico en
los sistemas de registro de ficha clínica.
d) Dispensación:
El profesional de farmacia deberá verificar las prescripciones, no se puede despachar ningún
medicamento del cual haya duda del nombre, dosis, forma farmacéutica, entre otros. Frente a una receta
incompleta, ilegible o con cualquier otro problema, el Químico Farmacéutico deberá aclararlo
directamente con el profesional que lo prescribe.
Además se deberá asegurar en el área de despacho las condiciones ambientales adecuadas (orden,
luminosidad, y limpieza), minimizando las distracciones (teléfonos, interrupciones y otros).
En los servicios clínicos las gavetas individuales deben estar rotuladas con el nombre de cada paciente
para hacer la entrega de medicamentos en Dosis Unitaria. Documento relacionado: Protocolo de
sistema de dispensación de medicamentos por dosis diaria (SDMDD).
En la Unidad de Emergencia, la dispensación, es a través, de la reposición diaria que se realice en el
armario sistematizado dispensador de insumos y fármacos (Omnicell ®).
En Urgencia Obstétrica la dispensación es a través los de fármacos registrados en el DAU del día
anterior, manteniendo así un stock definido, en caso de no contar con algún fármaco indicado en urgencia
obstétrica este será retirado en armario sistematizado dispensador de insumos y fármacos (Omnicell ®)
de maternidad.
En UTI, Maternidad y Pensionado la dispensación de fármacos se realizará en horario inhábil a través
armario sistematizado dispensador de insumos y fármacos (Omnicell ®) disponibles. Documento
relacionado:Norma de funcionamiento de stocks de medicamentos clínicos automatizados.
e) Recepción y almacenaje de fármacos en los servicios clínicos:
Los medicamentos deben ser recepcionados por técnico paramédico de la unidad clínica.
Las solicitudes de fármacos entregadas por farmacia deberán ser revisadas y chequeadas por el técnico
paramédico comprobando que el despacho haya sido el solicitado, lo anterior quedará bajo registro en
documento de farmacia.
El almacenamiento de medicamentos debe ser individualizado, en este caso en gavetas, en las cuales
debe estar rotulada cada una de ellas con el nombre del usuario, numero de ficha y numero de cama.
Todo medicamento que por indicación médica haya sido suspendido deberá ser retirado de la gaveta y posteriormente devuelto a farmacia.
Los medicamentos que son almacenados en el armario sistematizado dispensador de insumos y
fármacos (Omnicell ®) deben ser retirados contra receta o indicación DAU digital en condiciones de
seguridad (verificando el nombre y n° de ficha/folio) por Enfermera, Matrona o Técnico Paramédico de
Clínica.
f) Preparación y Administración de medicamentos:
- La preparación y administración de los medicamentos debe ser realizado por enfermera, matrona,
médicos, tecnólogos médicos o técnico paramédico de clínica capacitado en esta actividad.
- Durante el proceso de preparación se debe revisar el rótulo (nombre, presentación, fecha de
vencimiento, entre otros ) del medicamento a preparar en 3 ocasiones:
- Cuando se retiran del lugar de almacenamiento para ser preparados.
- Inmediatamente antes de prepararlos
- Cuando se descarta el envase o se reposiciona en su lugar de almacenamiento.
- No se deben administrar medicamentos que estén sin rótulo o que no sea legible.
- El técnico paramédico, enfermera o matrona debe tomar el Carro de Administración de
Medicamentos y dirigirse frente a la unidad del paciente.
- Previo a la administración se debe investigar alergias del paciente a medicamentos.
- Antes de administrar un medicamento el técnico paramédico, enfermera o matrona debe tener en
cuenta las 6 reglas generales.

g) Vigilancia de Reacción Adversa a Medicamentos (RAM):
Todos los medicamentos pueden producir reacciones adversas, aunque se utilicen en las dosis
terapéuticas e indicaciones correctas. La reacción adversa a medicamentos(RAM) debe ser vigilada y
notificada por cualquier profesional de la salud de la plataforma del ISP y normativa vigente.
h) Definición de errores de medicación y sistema de notificación:
Se entenderá como error de medicación (EM) a cualquier error relacionado con los procesos
comprendidos desde la prescripción hasta la administración del medicamento, finalizando con la
observación y registro de reacciones adversas a medicamentos.
Se deberá notificar a través del Formulario General de Notificación de Eventos adversos.(disponible en
protocolo de eventos adversos en el sitio web de calidad HOSLA o página de calidad HOSLA).

• Los métodos de identifi cación: la administración de las medicinas al paciente adecuado requiere de alguna forma de identifi cación, especialmente en las unidades de pediatría, donde los pacientes puede que no conozcan su nombre.
La forma más habitual de identifi car a los pacientes es mediante las hojas de cama y las cintas de muñeca o tobillo. Es fundamental el comprobar si estamos ante el paciente correcto a la hora de administrar la medicación, para ello confi rmaremos su nombre directamente con el paciente, familiar, etc.
• Las prescripciones médicas: no se debe administrar ninguna medicación sin una prescripción. La siguiente información debe ir incluida en todas las prescripciones:
- Nombre del paciente.
- El día que se escribe la prescripción.
- El nombre del medicamento.
- La vía por donde administrar el medicamento.
- La frecuencia con la que hay que administrar el medicamento.
- La firma del médico.
Debe quedar claro el número de dosis o de días que debe ser administrado el medicamento. El nombre del fármaco debe escribirse claramente. En algunos centros sólo se permiten los nombres genéricos, sin embargo, los nombres comerciales se utilizan ampliamente en hospitales y centros de salud.
Es importante que los profesionales sanitarios conozcan la legislación que define y delimita sus funciones, ya que bajo la ley, los profesionales de enfermería son responsables de sus propias acciones, independientemente de que haya una prescripción médica.

Las prescripciones médicas en cuanto a los medicamentos pueden ser de varios tipos:

• Orden urgente: indica que debe ser administrada la medicación inmediatamente y normalmente una sola vez. En este caso, y por contrario de lo que debe ser lo correcto y habitual, las ordenes suelen ser de manera verbal.
• Orden única: medicación que se administra una sola vez y en un tiempo determinado.
• Orden habitual: la medicación que se toma normalmente el paciente por ejemplo por motivo de alguna patología crónica.
• Orden “si precisa”: permite al personal de enfermería y auxiliar, administrar una medicación cuando ellos juzguen que el paciente la necesita.

Los impresos para las prescripciones o recetas varían en diseño y nombre. Pueden ser hojas únicas, múltiples hojas, sistemas de registro por ordenador, etc. Normalmente, estos impresos serán los que servirán al personal de enfermería para preparar la correspondiente hoja de medicación, donde se registrará la administración de los medicamentos.
http://www.pisa.com.mx/publicidad/portal/enfermeria/manual/4_1_2.htm

http://amf-semfyc.com/web/article_ver.php?id=1280

https://docs.google.com/document/d/1fJ0IDq6mupP5o13-xsHwNYEjpn86mBjKF97PPVkGUPk/edit#heading=h.3q1kx824zeya

http://showbizreal.es/evaluacion/recursos/PDF/enemas.pdf

http://showbizreal.es/evaluacion/recursos/PDF/V%C3%ADas_de_alimentaci%C3%B3n_enteral_parenteral.pdf

http://showbizreal.es/evaluacion/recursos/PDF/cuidados_especificos_enfermeria.pdf

+ Leidos

Temas