enfermeria.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Enfermeria Geriatrica y Gerontologica

Actualmente, el perfil sociológico de las personas mayores de 65 años, consideradas ya pacientes geriátricos, es el de una mujer que generalmente vive sola o a veces con su cónyuge, con situación económica baja y con necesidad de asistencia tanto por problemas de salud como sociales.

La diferencia entre gerontología y geriatría consiste en que la primera trata sobre el envejecimiento en general, con todos los cambios que este conlleva y la geriatría que trata sobre las enfermedades que sufren los ancianos.


Nosotros como enfermeros, donde mas vamos a poder actuar es en el plano de la gerontología, al estar más en contacto con el anciano, ver los problemas que tiene, como ha ido cambiando si hemos hecho un seguimiento, pero también en el de la geriatría ayudándole en las enfermedades más frecuentes, como son la Diabetes Mellitus y la hipertensión.

En la mayoría de los casos, nuestras funciones como enfermeras geriátricas van a estar más enfocadas a la función asistencial y social que a la docente, gestora o investigadora.

Respecto a la función asistencial consistirá en ayudar a conseguir en los ancianos la mayor independencia posible, al citarnos periódicamente con ellos podremos vigilar su estado de salud, hablar con ellos para saber cómo se encuentran, cómo podemos solucionar los problemas que tienen, etc.

A nivel social, hacer visitas domiciliarias, ver el estado de sus casas, sus hábitos, si están sólos o no, si tienen problemas económicos e incluso contactar con la trabajadora social si viéramos que necesitan ayuda.

Las otras funciones de enfermería son la gestora-administrativa, que consiste en organizar el trabajo y sacar el mayor rendimiento de los recursos.


La función docente, que hoy en día me parece muy importante su papel de motivar, estimular y facilitar el aprendizaje en estudiantes de Enfermería, ya que dependerá mucho en su futura carrera profesional.

Por último, la función investigadora, la cual va a estar más limitada a personas que se encargen de estudiar metodología de investigación, estadística, epidemiología, etc.

Las competencias de la enfermería geriátrica se van a basar fundamentalmente en proporcionar una atención integral de las necesidades del enfermo, tanto si están en residencias como en sus domicilios o en el centro de salud.
Al hablar de atención integral, incluimos tanto los cuidados como la prevención de las enfermedades, el trabajo en equipo, la mejora de la calidad asistencial, hasta la ayuda en el proceso de morir.


Dentro del paciente geriátrico, debemos saber distinguir los cuatro tipos de pacientes que existen.
  • Persona mayor sana: Estos pacientes no presentan problemas ni funcionales, ni sociales ni mentales. Con ellos nuestra labor será eduación sanitaria.
  • Persona mayor enferma: Detectaremos cual es su enfermedad y enfocaremos nuestra ayuda a orientarle en sus forma de actuación respecto a su patología.
  • Anciano frágil o de alto riesgo: Es quizá al que mayor tiempo debamos dedicar. Suelen ser independientes para las Actividades Básicas de la Vida Diaria (ABVD) pero dependientes para alguna de las Actividades Instrumentales de la Vida Diaria (AIVD). Habitualmente son pacientes >80 años, que no suelen salir de casa o incluso están en alguna residencia, lo que le lleva a un aislamiento tanto familiar como social, presentan patologías crónicas que condicionan su incapacidad, toma de tres fármacos que en el caso de que esten solos deberemos considerarlos pacientes de riesgo.
  • Paciente geriátrico: Es dependiente tanto para las ABVD como para las AIVD. Presentan pluripatología, destacando una enfermedad principal que generalmente es la que le lleva a la incapacidad.




PRINCIPIOS QUE FUNDAMENTAN
LA PRÁCTICA DE LA ENFERMERA GERONTOLÓGICA

COMPETENCIAS DE LAS ENFERMERAS
EN LA ATENCIÓN GERONTOLÓGICA


Florence Naythingale
El objetivo fundamental de las competencias de las enfermeras en el ámbito de la atención a las personas mayores, es proporcionar atención integral a este grupo de población en el conjunto de sus necesidades, en cualquier situación en que se encuentren, ya sea en instituciones específicas, en el domicilio o en la atención comunitaria.

Para la consecución de este objetivo será preciso que la enfermera:

1.- Se responsabilice del proceso de cuidados, es decir que sea capaz de garantizar atención individualizada a la persona anciana, utilizando un método sistemático y organizado, valorando sus necesidades, limitaciones, recursos y posibilidades de funcionamiento autónomo, lo que le permitirá priorizar los problemas y establecer un plan de atención adaptado a la problemática detectada, estableciendo objetivos realistas y alcanzables por el anciano, su familia y los cuidadores. Así mismo, podrá planificar actividades conjuntamente con el anciano y su familia, que le permitan mantener o recuperar el mayor grado de autonomía al que pueda optar, evaluando los resultados de su intervención. 

2.- Desarrolle actividades de prevención de la enfermedad o problemas derivados teniendo en cuenta las situaciones de fragilidad en que se encuentran la mayoría de personas mayores, identificando situaciones de riesgo, aconsejando sobre el mantenimiento de la salud, la recuperación de diferentes enfermedades o bien el seguimiento de tratamientos en situaciones crónicas y la ayuda personal en el proceso de morir. 

3.- Participe del trabajo en equipo interdisciplinar para ofrecer y dar atención integral, definiendo y formulando su especificidad en la atención a las personas mayores, asumiendo el rol que le corresponde en cada circunstancia, intercambiando y aportando a los otros profesionales las opiniones, conocimientos y experiencias en cualquier ámbito de actuación. 

4.- Realice el análisis continuado de su actividad específica, mediante la investigación, para mejorar la calidad de la atención que proporciona y fomentando al máximo la formación en el ámbito de la gerontología, entre los enfermeros, los cuidadores y otros grupos sociales. 

5.-  Asuma la responsabilidad de sus decisiones y acciones, centrando su praxis profesional en el respeto a la persona mayor y su familia, y emprenda las medidas destinadas a preservarlos de riesgos y ayudarles a superar las dificultades de salud, ajustando las decisiones y comportamientos a los principios bioéticos de beneficencia, no maleficencia, autonomía y justicia.


DECÁLOGO DE COMPETENCIAS 

Líneas y competencias de las enfermeras en el campo gerontológico 

  1. Los servicios gerontológicos deben ser gestionados, es decir planificados y organizados, por una enfermera que tenga formación reconocida en este campo. 
  2. La enfermera gerontológica debe tener conocimientos teóricos y específicos y debe desarrollar actitudes y habilidades para asumir las responsabilidades de sus decisiones y acciones. 
  3. Es la responsable de elaborar y desarrollar el plan de cuidados que llevará a cabo con los cuidadores y/o familia y la persona anciana, considerando sus valores y su historia de vida, el entorno y los recursos disponibles, realizando regularmente la valoración integral y sistemática de su estado de salud. 
  4. Será necesario que utilice los diagnósticos de Enfermería. 
  5. Mediante el plan de cuidados proporcionará la atención para mantener y restablecer las capacidades globales, prevenir o retrasar las complicaciones y las incapacidades, adaptándose a las nuevas situaciones y acompañando en el proceso de muerte. 
  6. Es preciso que evalúe sistemáticamente sus intervenciones en la realización de los cuidados como respuesta a las necesidades de la persona mayor y su familia para determinar el grado de consecución de los objetivos propuestos. 
  7. Debe participar con el resto de los miembros del equipo interdisciplinario a la hora de prestar atenciones a la persona mayor, ajustando decisiones y comportamientos a los principios bioéticos. 
  8. Realizará trabajos de investigación en Enfermería gerontológica destinados a generar, organizar y profundizar el corpus de conocimiento propio. 
  9. Es necesario que asuma la responsabilidad de desarrollo profesional, contribuyendo al crecimiento de los miembros del equipo. 
  10. Sus decisiones y su práctica se sustentarán en el código deontológico. 

Entradas populares

Etiquetas

Todos los derechos reservados por ATENSALUD - Enfermeria Geriatrica y Socio-sanitaria © 2010-2017
Powered By Blogger , diseñado por ATENSALUD